Septiembre 13

“Nadie me dijo nunca cuan duro y solitario es cambiar”.

-JOAN GILBERTSON

El dolor, experimentado repetidamente, indica una necesidad de autovaloracion, un inventario de nuestra conducta.

La autoestima bien puede necesitar un cambio: tal vez un cambio de actitud, un cambio en alguna conducta especifica, en algunos casos, o tal vez un cambio de direccion. Ocasionalmente nos salimos del camino correcto, pero continuamos caminando felizmente hasta que surgen las barreras o se cierran las puertas, y las experiencias se vuelven dolorosas.

La mayoria de nosotras, gustosamente nos revolcamos en el dolor por un rato, pero no porque nos guste, sino mas bien, porque su familiaridad nos ofrece seguridad.

Encontramos comodidad en nuestro dolor, porque al menos no tiene sorpresas.

Cuando nuestra confianza en Dios es muy grande, entonces tenemos mayor voluntad de cambiar, y nos abrimos a las indicaciones para movernos en una nueva direccion. 

Cada una debe encontrar su propia voluntad; cada una debe desarrollar su atencion a los signos que repetidamente nos invitan a tener cambios en nuestra conducta. Pero mas que nada, cada una debe transitar por el camino del cambio. Debemos encontrar valor para lograr que nustros cambios nunca sean iguales a los cambios de los demas.

Afirmacion del dia:

 “El valor para cambiar se acompaña de la fe.

Mis temores me dicen que mire hacia adentro, a la fuente espiritual de fuerza, que siempre esta presente pero que a veces olvido”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s