Diario-Noviembre 5

“Hay mucho que decir, pero tambien mucho que callar. Hay cosas que valdria mas que no se dijeran, aunque muchas de ellas terminan por convertirse en una carga.”

-VIRGINIA MAE AXLINE-

 

A pesar de los riesgos que ello entraña, muchas veces quisieramos compartir con alguien un sentimiento, un comentario o aun, una critica, sin saber si esa persona se sentira herida u optara por alejarse de nosotras. diariamente intercambiamos informacion, ideas, afectos y emociones. La autoestima, aunque es el resultado del valor que nos damos nosotras mismas, esta sujeta tambien al influjo social y ella surge  -positiva o negativa-  como consecuencia de la comunicacion afectiva.

El objetivo fundamental de toda comunicacion humana es la comprension entre las personas. La comprension del otro no es posible sin ponernos en el lugar de aquel; “Yo me pongo en tu lugar y es cuando te comprendo de verdad aunque no comparta tu misma opinion.” La atencion que le debemos a los demas nos obliga a no hacerles saber directamente lo que pensamos o sentimos en un momento determinado; Sopesar,  calibrar el impacto y atenernos a alguna orientacion inteligente como la prudencia, puede ayudarnos a decidir en que momento debemos hablar y cuando es preciso que guardemos silencio. Sin embargo, si nuestras ideas estan dañando seriamente nuestra relacion con cierta persona, no es aconsejable permitir que se mantenga, por tiempo indefinido, esta situacion.

La comunicacion es mas que verbo y cualquiera puede entender que no es reducible a una pura transmision de palabras. Los seres humanos no nos conformamos con lo verbal. Necesitamos la del gesto, la que se establece a traves de una sonrisa, una caricia y el tacto. Nos queremos y nos odiamos con los ojos, con el gesto, con la mano, con la boca. Al menos para la transmision de los sentimientos, cuentan mas estas expresiones afectivas que el uso del verbo.

A veces es necesario purificar el ambiente, lo cual suele ser muy refrescante en todo tipo de relaciones humanas. El momento de depurarlo es dificil de decidir. Esta muy claro que el ser humano no es un ordenador que se conecta a otro ordenador y juntos transvasan fria informacion. A diferencia de eso, nosotros siempre daremos, incluso, ante la actitud mas fria y objetiva, un caracter de afectividad; siempre existira un rasgo, un destello, un algo que de emocion y peculiaridad a cualquier cosa que transmitimos y percibimos.

Por lo tanto, si hemos de tomar una decision, es importante elegir “cuando” ha llegado la circunstancia en la que debemos comunicarnos sin herir susceptibilidades. Esta guia nuestra es por lo general muy atinada en la percepcion. El momento preciso llega por si mismo. Las palabras adecuadas que hemos de usar residen tambien dentro de nosotras, en aquellos espacios de nuestro interior habitados por la paz, los afectos, el respeto, la madurez y por supuesto, el amor propio. 

Afirmacion del dia:

“Si me siento a disgusto con cierta persona, y pasado el tiempo esa sensacion no desaparece, elegire con toda prudencia lo que haya que decirle. Abrire confiadamente mi inteligencia y me interrogare acerca de los pasos que debo dar. Despues aguardare con paciencia la ocasion de hablar.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s