Bienvenido 2010

“Por que la navidad es como un día en la oficina? Tu haces todo el trabajo y el gordo del traje se lleva todo el crédito.”

-Anónimo-

(Estoy casi segura de que lo dijo una mujer)

 

Los sabios consejos y ocurrencias que encontré en un manual humoristico, refrescaron mi mente porque están diseñados para proporcionarnos inspiración diaria en la búsqueda de esa poderosa parte integral de nosotras mismas y que tal vez hayamos negado o disfrazado en años anteriores como camafeo. En cada página encontré  un pequeño antídoto para el torrente de dudas, expectativas y exigencias, que en lo sucesivo, quiero poner en practica.

 Después de un receso de 2 semanas, he decidido, como propósito de año nuevo, continuar con mi compromiso, ya no como un diario, sino dándole un matiz mas ameno, abierto y dinámico; pudiera ser con videos,  consejos prácticos, abordando  temas de interés general que no pasen de actualidad, y sobre todo, (espero) con mas participación de ambos sexos ya que no pretendo convertirlo en un cuadrilátero, por el contrario, muy valiosos las sugerencias, ideas y comentarios siempre que se haga dentro de un marco, si,  pero de respeto.

 Existen cosas tan agradables como pasar el tiempo con la familia, convivir con amistades, degustar una copa de vino y sentarse a leer un libro, o incluso, una pagina de internet, sin embargo, existen otras  menos agradables quizá, que  saturan  nuestro tiempo, nos agobian y hasta nos hacen olvidar que día es hoy. Tarde o temprano descubrimos que los momentos importantes de la vida no son los de los anuncios, ni las fechas especiales, tampoco son los cumpleaños, las fiestas o las bodas, ni las grandes metas alcanzadas.

Los verdaderos acontecimientos importantes son menos atractivos que todo eso, quiza es por ello que no nos detenemos a pensar que eres tu, soy yo, y los demas que, uno a uno, leeran esto; hombres y mujeres que vivimos arrollados por el alud de problemas politicos y socioeconomicos que cada vez resultan mas dificiles de comprender y resolver.  Buscando afanosamente a los “verdaderos culpabes”  es como se crea un ambiente denso y poco reconfortante en la que todos vivimos constantemente en la incertidumbre, como si estuvieramos sentados  -individualmente- sobre dos sillas; a punto de abandonar una pero sin posibilidad total de acomodar en la otra. Pues bien, que este año sirva de reflexion para que juntos encontremos un buen acomodo y no continuar como San Ignacio; con una nalga en el espacio.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s