“No Solo de Pan Vive el Hombre”…¡Tambien de la Extorsion!

¿Con qué frecuencia permitimos que los insultos, las amenazas o las majaderías de otras personas cambien nuestro estado de ánimo? ¿Nos damos permiso de enojarnos? Por ejemplo; cuando otro conductor nos agrede por una falta de transito, un jefe exigente que pide más de lo que nos corresponde hacer o, cuando alguien nos llama por teléfono para arruinarnos el día.

Ninguna persona “humana” se dignifica ni puede actuar como tal cuando en el grupo en que se desenvuelve el clima es de deshumanizacion, cuando el conflicto rebasa toda cordialidad. Es lamentable que algunos seres humanos son como un costal de desperdicios contaminados por la baja autoestima, el enojo, la desesperación, la frustración, la inconformidad, el desaliento… ¡en fin!, un montón de  toxinas que han acumulado y necesitan un lugar donde vaciarla y, si uno se lo permite, la derraman con facilidad -o nosotros sobre ellos- convirtiéndose, a su vez, en un circulo vicioso.

Sobre esos desperdicios humanos quiero… necesito, expresarme hoy…(denme chance por favor). 

Hay seres perversos que se han vuelto cotidianos. Los que sobreviven como parásitos de la sociedad. Específicamente,  los que se dedican a extorsionar a través de  llamadas telefónicas. Esta práctica se extendió por todo el territorio nacional, atacando principalmente las regiones vulnerables donde saben que la violencia física y emocional esta al borde de la crisis, como: Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa,  Michoacán, Nayarit, Morelos, Guerrero por mencionar algunos estados donde la tensión es constante y no resultaría nada difícil convertirnos en presa fácil.

En lo poco que he leído, pareciera que estos individuos padecen un  trastorno de personalidad antisocial. Es una condición que causa un patrón en curso de manipular a otras personas y violar sus derechos. Las personas con este trastorno no siguen las normas de la sociedad y con frecuencia rompen la ley. Son adictos a la adrenalina, ¡minimo!. Es característico que las personas con este perfil sean completamente indiferentes a los sentimientos y al dolor ajenos, y que muestren un patrón profundo de falta de remordimientos, sensibilidad, junto con decisiones irresponsables, por lo general. Este comportamiento antisocial es mucho más común en hombres que en mujeres. Se aonseja que para ser diagnosticado con trastorno, una persona debe tener al menos 18 años de edad pero haber tenido síntomas de trastorno de conducta antes de los 15 años de edad. Estos síntomas incluyen agresión hacia personas o animales, destrucción de propiedad, falsedad o robo y seria ruptura de las reglas. Por eso es importante la vigilancia de los padres, cuando se trata de hijos menores de edad. El adulto repite todo aquello que vivió de pequeño; la infancia es el primer peldaño de la escalera que es la autoestima. La confianza básica mas primaria y la mas antigua, es la que se fragua en la familia.

Pero, volviendo al tema; a pesar de las medidas tomadas por parte de las autoridades para evitar este delito, la extorsión bajo amenazas de secuestro o de muerte, sigue siendo una práctica cotidiana en los reclusorios y ahora se han extendido a las calles donde la corrupción, sin duda,  es su mejor aliada. El “acoso” organizado viene ejecutado por un grupo de personas (familiarizadas con el perfil anterior)  a un individuo -hombre o mujer- que ha sido “elegido” y al que se le conoce como “Victima” cuyo método, el acoso psicológico es, ¡infalible!

El acoso psicológico es una forma de violencia que se ejerce sobre una persona, con una estrategia, una metodología para conseguir un derrumbe emocional de la supuesta víctima a cambio de dinero. Acosar a una persona, extorsionarlo pues, empieza desde; identificar, estudiar a la posible victima, luego el acecho, la intimidación, y la amenaza. Tenderle un cerco a la actividad de la posible victima, de forma que socaven su seguridad para cometer el delito. Por fortuna, no siempre lo logran porque esta practica -como dije- se ha vuelto tan cotidiana que la gente ya no esta con el animo de experimentar con parásitos aventureros. Sin embargo, cuando de la duda, la victima,  pasa a la toma de conciencia y, de la conciencia a la realidad,  la situación es muy distinta… Oh, Oh ¡Crisis tocando la puerta!… no hay duda. 

Sabemos que la extorsión, en cualquiera de sus modalidades; física, vía telefónica o por Internet, es un proceso desgastante; algunas veces, disminuye su autoestima, se siente inseguro, confundido, pasa de la angustia… ¡al miedo!. Las consecuencias van desde el estrés, la vergüenza, el temor, y hasta culpabilidad sin saber porqué… ¡se vuelven frágiles y vulnerables!.  Otros casos como el delito de secuestro, son mucho mas traumaticos; su futuro se vuelve incierto, aterrador, tortuoso. Tienen la impresión de hundirse en la locura, la paranoia, el delirio de persecución, hasta pueden llegar a sentir su personalidad estallada; la víctima puede también hasta devolver la violencia suscitada si conoce a su agresor, sospecha o lo tiene identificado, incluso, aunque mas aislados se dan casos de suicidio como fuga suprema. Quienes han sido victimas de este tipo de delito, el impacto emocional , indudablemente les costara días, semanas, meses o quizás años para recuperar el equilibrio, la vitalidad, la tranquilidad y conciliar un sueño profundo. La salud interrumpe el metabolismo que afecta demasiadas cosas;  la pérdida del apetito, la salud del cerebro y del corazón. Pone a prueba la fortaleza del cuerpo, del carácter y el espíritu, entre muchas otras que hace necesaria la ayuda de un profesionista.

La violencia psicológica tiene mil caras. Algunas son obvias, otras, prácticamente imposibles de determinar como tales. Pero todas las formas de violencia, maltrato y acoso psicológico dejan su secuela. Los efectos serán de carácter psíquico: cansancio intelectual, dificultad para concentrarse, delirios, nerviosismo, desconfianza, irritabilidad, desordenes del sueño (pesadillas); pero también de carácter físico: dolores de cabeza, tensión y dolor muscular, enfermedades de la piel, desordenes digestivos, pequeños problemas que pueden llegar hasta las más graves enfermedades, y por si fuera poco, la falta de sueño deprime el sistema inmunológico y eleva los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

También sabemos que la peor pérdida para un ser humano es la salud, sin ella no se puede disfrutar la vida. Si permitimos que el estrés y las neurotóxicas tomen el control de nuestro cuerpo, de nuestros sentimientos y emociones, tarde o temprano, se producirá una reacción en cadena que acabara afectando a las personas que amamos, así que… ¡animo!… El estrés es un lujo que no podemos darnos y hay que estar alertas, hoy mas que nunca para cuidar la salud y nuestro patrimonio también.

Mas información en:

 http://www.mexicodenuncia.org/extorsion.html 

 http://www.gendetta.com/?p=252        

http://opcioncanada.com/refugio/indexmx.htm?gclid=CLeLmO7EsqECFQyPgwodakHr

Recientemente, en casa se vivió una experiencia similar. En nuestro caso, pudimos comprobar que había evidencia fuera de la casa durante el tiempo que duro la llamada desde un teléfono privado (122 minutos). El sujeto estaba lo suficiente bien informado de los movimientos del sector donde vivimos, del tal forma que, suponemos, radica en esta misma ciudad y posee muy buena fuente de información. Lamentablemente sabemos que no hemos sido los únicos, sin embargo…¡¡¡Aqui no pasa nada!!!…hemos hecho de eta frase,no un grito desesperado como reclamo a las autoridades, sino mas bien, como una recuperación de nuestro equilibrio emocional.

En lo personal, jamás voy a recuperar esos minutos. Lo verdaderamente importante son los que me faltan por vivir, no importa cuantos sean, sino como lo haga, y no pienso desperdiciarlo insatisfecha, malhumorada, frustrada,  o escondiendo la cabeza como los avestruces por algo que ni siquiera esta en mis manos resolver o combatir, si acaso, protegerme,  proteger a los míos  e incentivar a mi  aprecible lector (a) para que haga lo mismo con los suyos, y de paso, agradecer su valioso tiempo al leerme🙂

Si lo vemos detenidamente es increíble que quienes vivimos un estrés continuo sigamos vivos en medio de esta “Guerra entre humanos” donde cada quien tropezamos por librar nuestras propias batallas para salir ilesos.  

Para poder asumir una decisión correcta, antes de actuar, lo mejor es someter el pensamiento al escrutinio del discernimiento. Sólo la acción que se ejecuta después de haber reflexionado en ella conduce a la paz… La gente habla con mucha frecuencia de paz mundial, pero ¿cómo se puede asegurar la paz del mundo?
Aquí está la fórmula:

“Si existe rectitud en el corazón, existirá belleza en el carácter.
Si existe belleza en el carácter, existirá armonía en el hogar.
Si existe armonía en el hogar, reinará el orden en la nación.
Si existe orden en la nación, existirá paz en el mundo.”

Una respuesta a ““No Solo de Pan Vive el Hombre”…¡Tambien de la Extorsion!

  1. Pingback: Los números de 2010 « "De Enaguas, Molcajetes y Armas"·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s