La importancia de ser;PADRES a toda MADRE.

   

“El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”.

 -Rodolfo Walsh-

Todo lo que somos y no somos, lo que creemos, lo que pensamos, la forma en la que nos comportamos, inevitablemente, la trasmitiremos a nuestros hijos, así que para darles un sistema de creencias que los conduzca por el camino del éxito y la satisfacción personal, revisemos nuestro propio sistema de creencias, así como nuestra escala de valores y hagamos las modificaciones que consideremos adecuadas. El momento clave del poder para crear el futuro, no es otro que el presente.

Le invito a reflexionar y, después, hagamos una limpieza mental, ¿Tiene usted ideas limitantes?, ¿Qué tanto se valora usted mismo?, ¿Cuántas veces se dice a si mismo que lo que hace no es suficiente?, ¿Qué tanto piensa en lo que tiene? Somos lo que pensamos. El modo en que tratamos a nuestros hijos esta íntimamente ligado con la forma en que nosotros fuimos tratados de niños; “Los hijos son el reflejo exacto de sus padres”.

Hay que asumir la responsabilidad de que somos nosotros quienes creamos nuestra realidad a través de nuestros pensamientos. Obviamente, si tenemos pensamientos negativos es como ponernos unos lentes oscuros  y, aunque todo este luminoso, seguiremos viendo oscuro. El éxito es 90% actitud y trabajo y 10% las circunstancias externas. 

“Los Padres que se preguntan hacia donde van las nuevas generaciones, deberían recordar de donde vinieron.”

-Sam Ewing-

Revisemos un poco el pasado. Más o menos en la década de los sesenta y los setenta, algunos psicólogos hicieron énfasis en lo dañino del autoritarismo y se puso de moda la falsa creencia de que para proteger a los hijos de los riesgos a los que exponen durante la adolescencia  y tener una buena comunicación con ellos había que hacerse sus amigos.

La generación de hoy hace evidente que esto no funciona, no se puede ni se debe pretender, en esta etapa en la que los hijos  aun esta en formación, ser su amigo. El, o ella, no necesitan otro amigo, lo que  verdaderamente necesitan son un padre y una madre, se requieren guías y autoridades y ellos deben aprender a manejarse conforme a ello; la adolescencia es el tiempo para aprender a vivir de manera estructurada y autorregulada, por lo que nosotros –padres y madres- debemos ir dándole esa estructura y esa regulación para que una vez superada esta etapa el pueda hacerlas suyas… ¿si me explico?

Intentare explicarme de nuevo, pues. Lo que el adolescente necesita es un “adulto firme, sensato y amoroso que le indique el camino”. Con sus amigos compartirá sus intereses, aprenderá a relacionarse entre sus iguales, pero ellos no lo guiaran, no le enseñaran a vivir, no le proporcionaran valores, y los padres si. Los padres representan la jerarquía  que siempre existirá en su vida y tendrán que aprender a respetarla y manejarse con ella. De ninguna manera debemos confundir la paternidad ni la maternidad con la amistad. Los adolescentes no necesitan que seamos sus amigos; necesitan de nosotros nos comportamos como lo que somos realmente; sus padresLa madre proporciona seguridad emocional; el padre, seguridad intelectual y material. Ambos al complementarse, forman el equilibrio. Un equilibrio  que debiera procurar la funcionalidad en la familia.

Mi estimado lector, permítame hacer un pequeño paréntesis. Si usted es papa soltero o mama soltera es importante que sepa que así como no debe negar el derecho de su hijo a convivir con el padre –o la madre- que no vive con el, también tiene que llevar la carga completamente solo (a). La ley obliga al padre que no tiene la custodia (el que no vive con el hijo) pero que conserva la patria potestad (los derechos y obligaciones inherentes a la paternidad) a dar una cantidad de dinero mensual para la manutención de su hijo. Usted puede encontrar asesoría legal gratuita en el DIF de su localidad, o directamente en los juzgados de lo familiar, esta es una obligación del padre y un derecho del hijo. Es muy importante separar los problemas que existen en una relación de pareja con la de ser padres responsables. Generalmente los hijos sufren la mayor parte cuando hay una separación y, lo que es peor,  lo exteriorizan de distintas formas que luego los padres se quejan de ellos por rebeldes.

La amistad es una relación igualitaria en la que se comparte lo bueno y lo malo de la vida. Con los hijos adolescentes no podemos establecer una relación igualitaria: es y debe ser una relación jerárquica. Pretender ser su amigo o amiga, es pretender ser un o una adolescente y, no nos engañemos,  ya no lo somos. Lo que nuestros hijos necesitan es sentirnos cerca y saber que cuentan con nosotros; sin sobreprotegerlos, sin ser autoritarios, permisivos o indiferentes. Jamás, por ningún motivo se debe tolerar ni ejercer violencia de ninguna clase, ya sea verbal, física o psicológica pues la violencia deja heridas muy profundas y difíciles de sanar, daña la autoestima, genera resentimiento, crea un patrón de conducta y hasta odio. Odio que puede manifestarse  hacia afuera, es decir, con los demás miembros de la familia, en la escuela, en la calle o en cualquier parte ya que necesita una salida y cuando no la hay, inclusive puede volverse en contra de si mismo. Los jóvenes que se lastiman a si mismos están manifestando un odio intenso  por ellos mismos: esto definitivamente nos habla de que las heridas externas son solo un síntoma de las heridas que ya, a su corta edad, tienen en el alma.

 

Puede haber una cierta complicidad con la finalidad de ser una mejor guía, habrá cosas en las que podamos ser flexibles, pero sin apartar la vigilancia ni renunciar a la autoridad, la cual no debe confundirse con el poder o el autoritarismo, es decir, imponer la voluntad propia. Las consecuencias o sanciones deben cumplir las tres “R”: RELACIONADA directamente con la regla desobedecida; RESPETUOSA esto es, sin amenazas, sermones, insultos, gritos o sentencias; y RAZONABLE hay que discernir y  tomar en cuenta la edad y posibilidades.

La libertad a los hijos se les da en la medida en que son responsables para manejarla, y somos nosotros como padres y madres, quienes tenemos el derecho de tomar la decisión final. La autoridad responsable escucha y guía, no impone. Es mucho mejor ejercer una paternidad y una maternidad responsable y no una amistad desigual e irresponsable.

“A los niños nunca se les ha dado bien escuchar a sus mayores, sin embargo, siempre han sido buenos a la hora de imitarles”.

-James Balwin-

Una vez que los hijos se convierten en adultos, será el momento de establecer con ellos una relación entre adultos y aquí si, conviértanse  en su mejor amigo (a), pues en ese momento ellos ya habrán logrado la autorregulación  y lo que necesitara ahora será un amigo con infinito amor, experiencia y sabiduría, pero ¡tenga cuidado con los enemigos de la disciplina!: el estrés, la comodidad, la culpa y el miedo.

Es importante que conozcamos y aprendamos a reconocer nuestras propias emociones y a hacernos cargo de ellas, para así poder enseñarles a nuestros hijos lo mismo. Las viejas frases “los hombres no lloran” o “las niñas bonitas no se enojan”, lejos de ayudar a que los muchachos y muchachas aprendan  a controlar sus emociones les enseñan a reprimirlas por miedo a la critica, al rechazo y a la desaprobación. Debemos aceptar y después mostrarles a ellos que las emociones son parte inherente al ser humano, que son normales, y que no son buenas o malas; lo bueno o lo malo es lo que hacemos con estas emociones, es decir, lo malo no es enojarse, sino agredir; lo malo no es llorar, sino victimizarse.

Bienaventurados los padres cuyos hijos, ya siendo mayores de edad, solo los llaman para saludarlos y no para pedirles que resuelvan sus problemas, porque entonces serán personas exitosas , satisfechas y felices, y esos padres podrán vivir con la satisfacción de haber triunfado en la tarea mas hermosa, pero también mas difícil de todas: la de ser padres.

Continuare con el tema en el siguiente post

4 Respuestas a “La importancia de ser;PADRES a toda MADRE.

  1. Me interesaría mucho seguir leyendo sobre este tema, me interesa mucho este tema, hace 2 meses me quede viuda y tengo 2 hijos de 17, y 14 años, ambos varones y en ocasiones siento perdida, no se como guiarlos y apoyarnos entre los 3

    • Muy lamentable lo que me cuentas Gaby. Sin duda, estas pasando por un proceso de dolor, aceptacion y reacomodo para las nuevas condiciones de vida que se presentan sin el apoyo de tu esposo. Quisiera tener las palabras exactas para darte consuelo, reanimarte, pero es un trance del que debes ayudarte a ti misma para salir lo mas pronto posible. La vida tiene que seguir su curso. El trabajo es una buena terapia para sobreponerse. Busca ayuda si es necesario. Con solo navegar por internet encontraras muchos sitios que te orienten. Ahora mas que nunca tus hijos te necesitan fuerte porque estan en una etapa -doblemente- dificil.
      Para ellos; dales amor, seguridad, valores. Para ti; fortaleza para que jamas te rindas ante nada. De mi parte, aqui tienes una mano amiga.
      Bendiciones

  2. Soy abuela educadora jubilada ..afortunadamentemis hijos (3) son profesionales adultos y casados;no tubieron problemas en la adolescencia..pero ahor mis nietos entranen esa etapa y me interezo en este tema para mantenerme actualizada y poder actuar de ser necesario en consecuencia..haSTA AHORA TODO BIEN..GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s