Lilith y la Primera Eva: Reconceptualización de dos mujeres excluídas

Mujer dadora de vida, construida de imaginarios colectivos mordaces, que limitan tu posibilidad creadora.

 Edith Gutiérrez Álvarez [1]

El género es un código que envuelve el elemento cultural para diferenciarlo de lo biológico; la cultura simboliza y construye socialmente lo que debe ser inherente a las mujeres y los hombres; donde a cada uno corresponde un rol que define su posición en la intrincada estructura social. El género es un elemento ordenador de la sexualidad, de la reproducción, de la corporeidad, del poder y del control.

Nuestro posicionamiento de género se enlaza con esa urdimbre simbólica y mítica. El mito, nos devuelve a los orígenes, a las imágenes del pasado que develan un relato aglutinador de ilusiones colectivas que entretejen al género femenino en una jerarquía inferior desde su creación.

Desde la cultura judeo-cristiana, existen huellas que objetivan una concepción totalizadora sobre la sexualidad femenina. La primera compañera de Adán, se convirtió en el símbolo temido del patriarca; su voz, sus actos, descifraban lenguajes que perfilaban a una mujer  que clamaría los derechos de igualdad en relación con los otros. Esa mujer inconforme, que no asume posturas preconcebidas, ni circunstancias  omnipresentes y que intentó fundar un ethos sin superioridad patriarcal  fue Lilith, mujer imaginada; presencia femenina construida sólo para el goce de Adán; encubierta con los ropajes perversos del mismo polvo que habían edificado a su compañero.

Lilith, mujer que gozaba del placer, que representaba la insubordinación femenina y la igualdad entre géneros, mujer peligrosa; porque se tornaba irreverente al mostrarse insaciable y perturbadora con su compañero sexual, que perplejo, no comprendía porque aquella mujer tan seductora y apasionada no se doblegaba ante sus deseos de control y dominio corporal, y mucho menos, entendía porque esa indomable le abandonaba para siempre, aún, ante  múltiples imploraciones, súplicas y amenazas[2] de los ángeles que habían sido  emisarios de la deidad.

Retirada, revestida como fantasma maligno, Lilith queda enclaustrada en las profundas aguas del mar; sigilosamente custodiada por los guardianes del orden moral para inhabilitar su cosmovisión perversa.

Lilith, sombra nocturna demoníaca, efigie del erotismo femenino, que se rebeló ante el patriarca y fue envuelta en los castigos perversos que sufren los que se atreven a decir, ¡basta!, ¿por qué debo desdibujarme para adquirir el matiz de las pinceladas del otro?. Lilith representa el eco profundo de una conciencia que irrumpe y que  invoca resquebrajar textos que refugiados en imágenes de sumisión han revestido a la corporeidad femenina con la función natural de la reproducción.

El patriarca que ha quedado sumido en la soledad por haber sido abandonado por la indomable Lilith, demanda desde su lecho solitario otra presencia femenina; y por su propio deseo se le edifica una mujer muy hermosa, la primera Eva; pero la forma descarnada como fue creada, fue presenciada por Adán que al ver el producto terminado, sintió una gran repugnancia por ella, y la excluye[3]. Por último, y ante su renovada petición, se edifica de su misma costilla a su nueva compañera llamada Eva; obviamente fue grata a su mirada; ella, constituía la extensión de sí mismo; implicaba naturalmente su subordinación permanente. Sin embargo, Eva no incorpora ni queda atrapada en los sesgos hegemónicos de su escenario; establece  rupturas; es capaz de releer el estado de cosas existentes y desde su posición marginal recrea un devenir distinto… (Para continuar la lectura pulsa la siguiente liga por favor)

Titulo: Lilith y la Primera Eva: Reconceptualización de dos mujeres excluídas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s