MADRES ABUSIVAS EMOCIONALMENTE


“El abuso de los niños es un fenómeno tan atroz que quisiéramos no notarlo, sin embargo la indignación que suscita atrae forzosamente la atención. Los golpes, los abusos sexuales, los insultos que denigran, son realidades terriblemente desagradables, por lo que es muy posible que deseemos ignorarlas. Pero no sólo se trata de estos, está también la negligencia que es la ausencia de cuidados, la inacción frente a las necesidades de los niños basada en la indiferencia. Cuando se produce a domicilio, los malos tratos son “pecados íntimos”. Sus presencias se manifiestan muy raramente, en forma clara, sin equívocos, pues ni siquiera las propias víctimas pueden denunciar que son mal tratados, pues dependen vitalmente de sus agresores. Desgraciadamente a veces sólo se les puede descubrir a través de las pocas huellas dejadas sobre los niños que son sus víctimas, aunque ellos permanecen a menudo invisibles hasta que debamos tratar sus efectos sobre la personalidad de un adulto destruído”. (Dr.Jorge Barudy – 1985)

Habremos de coincidir que los hijos e hijas, cuando son concebidos y criados con amor, valores y responsabilidad, no tienen porque ser una carga. El pasar de ser mujer a ser madre nos convierte en guerreras con la espada desenvainada para protegerles mientras les enseñamos a volar del nido, en fin, todo eso que ya sabemos. Sin embargo,  muchas madres están convencidas de que sus hijos e hijas les pertenecen y que ellas  tienen un “derecho” sobre ellos y sobre su destino. Estas concepciones pueden provenir de creencias religiosas, por tradición y, esto cuesta reconocerlo, porque son madres abusivas emocionalmente que generan la violencia con el titulo de “las reinas del hogar” o, como escuchamos y repetimos inconscientemente:

porque-soy-tu-madre-y-punto

Por cierto, celebrar y reconocer la labor de las madres es fundamental y necesario. Eso ni quien lo discuta. Pero celebrar su posición de reina-esclava de la casa, el modelo patriarcal sublime de Amparo Rivelles en “Cuando los Hijos se Van”, o el abnegado papel de Marga Lopez en “Corona de Lagrimas” y la opresión que sufre como mujer al volverse un ‘idolillo’ etéreo, un santa, una reina, una diosa sin necesidades que se desboca por la familia… eso creo, no es digno de ser celebrado, por el contrario, me decepciona que aun se perciba la maternidad como si hubiese que “cargar una cruz” por culpa del aparato reproductor femenino.

Y leyendo un poco sobre ese comportamiento, encontré algunas explicaciones de estudios realizados que atribuyen esta violencia ejercida en los niños y niñas a graves alteraciones psicológicas en la madre, y otras estadísticas coinciden que un buen número de madres maltratadoras han sido objeto de violencia en su infancia de alguna manera. Asimismo, influyen otros factores, como la violencia en la relación matrimonial, la dependencia económica y/o emocional, incluso social por aquello del “qué dirán”…y un extenso de etcéteras.

En lo particular, soy madre y al leer el artículo que le comparto a continuación (traducido al español), me llamo la atención que existe una problemática terrible, y que sigue azotando a gran parte de la niñez y adolescencia,  de la cual no se habla mucho. Este flagelo no distingue clases sociales, puede producirse en familias humildes, en la clase media o en hogares de posición social elevada. En resumen, los hijos e hijas necesitan de madres (y padres obviamente) equilibradas emocionalmente. Este tema nos exhorta a reflexionar, así que le invito a leer y, si le antoja, deje un comentario para fomentar la conversación entre los lectores.

MADRES ABUSIVAS EMOCIONALMENTE

“Comencé a notar como las madres tratan a sus niños y adolescentes alrededor de 1994 cuando empecé a tomar notas mentales acerca de una mamá en el barrio donde crecí. Ella tenía una hija llamada Zoey. La última vez que vi a Zoey ella tenía 14 o 15 años. Aunque era solo una adolescente, ella era mas madura que su madre. Zoey y yo tuvimos largas conversaciones acerca de su mamá, una madre soltera. Zoey podía ver como ella actuaba hipócrita, inconstante, irresponsable e irracionalmente. Entre otras cosas, Zoey la criticaba por como ella bebía y actuaba cuando estaba con hombres. Cuando Zoey le dijo a su mamá lo que ella pensaba de su comportamiento, la madre se puso a la defensiva. En mi libro de 1996, la madre de Zoey fue el tema en la siguiente observación:

Un día escuché a una madre ordenándole al perro de la familia: “Vuelve aquí! Ven aquí! Entra a la casa!” Unos minutos después su hija adolescente salió y su madre empezó a darle órdenes en exactamente el mismo tono de voz que recién había usado con el perro. EQ for Everybody, S. Hein, p 125

Desde la creación de la página EQI en 1996, he documentado muchos ejemplos de madres emocionalmente abusivas. Aunque la organización de estos ejemplos no está completa, he decidido publicar un resumen de lo que tengo hasta ahora porque siento la responsabilidad de compartirlo con el público. En particular, fui motivado por un libro titulado “Saving Jessie”.

saving-jessie-book

Éste es el relato de una madre tratando de “salvar” a su hija de una adicción a la heroína que comenzó cuando ella era una adolescente. A lo largo del libro la madre no asume ninguna responsabilidad por haber causado el dolor que llevó a Jessie a consumir drogas para tratar de calmar ese dolor. Por las palabras de la madre, vemos un ejemplo de abuso emocional detrás de otro. Es el mismo tipo de abuso que he visto en las casas de adolescentes suicidas o que se lastiman a sí mismos.

Pero nunca antes había visto un relato tan detallado, escrito por la misma madre, acerca de abuso emocional. La cosa más preocupante es que esta madre no solo no vio lo que estaba haciendo sino que también creo que ella es la representante de la mayoría de las madres que están convencidas de que sus hijos adolescentes están creciendo en familias “amorosas y que brindan apoyo”.

Creo que la sociedad no ve lo que realmente pasa en tantos hogares aparentemente “buenos”— hogares donde las necesidades materiales están satisfechas, pero las necesidades emocionales no. Creo que la sociedad ha subestimado el daño causado a través del abuso emocional. Estoy convencido de que solo cuando la frecuencia del abuso emocional sea reconocida y tratada, el suicidio adolescente, y las adicciones a las drogas se prevendrán. Hasta ese momento, los adolescentes sufrirán demasiado dolor emocional, dolor que aparece cuando sus necesidades emocionales no han sido satisfechas por mucho tiempo.

Espero que mi trabajo haga una contribución seria al cuerpo de conocimientos acerca de madres emocionalmente abusivas.

¿Porqué las madres?

Elegí focalizarme en las madres, en vez de los padres, por varias razones.

Primero, la mayoría de los adolescentes suicidas con los que hablo son criados por madres, de modo que me fue posible recoger mas información acerca de ellas. Segundo, mas chicos y adolescentes son criados en hogares de padres solteros donde la madre casi siempre tiene la custodia. Tercero, si hay abuso en el hogar, los padres tienden a ser mas abusivos físicamente (y sexualmente), mientras que las madres, aunque a veces son físicamente abusivas, tienden a usar comunicación verbal y no verbal, como el silencio, ceños fruncidos y caras llenas de odio, para hacer daño. Además, las mujeres parecen tener un don especial para los ataques emocionales viciosos y tóxicos. Como Shakespeare dijo: “Hell hath no fury like a women scorned.” Lo que quiere decir que en el infierno no hay tanta furia como una mujer enojada.

¿Qué es una “Madre Emocionalmente Abusiva”?

Generalmente, no me gusta usar etiquetas, pero en este caso el tema es suficientemente importante como para tratar de definir el término y crear un perfil de aquellas que pueden ser justamente llamadas “madres emocionalmente abusivas”. Hay muchos niveles de abuso, entonces a veces puede ser difícil decir que alguien es o no es definitivamente una madre emocionalmente abusiva. ¿Puede una “buena” madre ser a veces emocionalmente abusiva? Sí, yo creo que si. Lo que importa es la naturaleza de la relación con sus niños y adolescentes. Aunque puede ser difícil llegar a un acuerdo acerca de que hace que alguien sea una madre emocionalmente abusiva, podemos por lo menos tratar de encontrar algunas características comunes.

A grandes rasgos, yo diría que una madre emocionalmente abusiva es una madre que usa a su hijo o hija en un intento de llenar sus necesidades emocionales insatisfechas. Esto es similar a definir al abuso sexual como alguien que usa a otra persona para llenar sus necesidades sexuales. Entonces ofrezco esta definición.

Una madre emocionalmente abusiva es una madre que usa a su hijo o hija en un intento de llenar sus necesidades emocionales insatisfechas.

Por naturaleza, las mujeres generalmente tienen necesidades instintivas de criar y brindar amor y cariño a sus hijos. La satisfacción de estas necesidades es natural y saludable. El abuso emocional ocurre cuando, en otras palabras, la madre trata de llenar esas necesidades suyas que normalmente hubiesen sido llenadas durante su niñez y adolescencia.

Considerar la diferencia entre las necesidades emocionales de un infante, las de un adolescente y las de un adulto puede ser de ayuda.

Un niño o niña tiene la necesidad de sentirse amado. Tiene la necesidad de sentirse seguro. Tiene la necesidad de sentirse aprobado.

Un adolescente tiene la necesidad de sentirse independiente y en control de sí mismo y de su ambiente.

Los dos, niños (as) y adolescentes, tienen una necesidad de sentirse aceptados y respetados. Ambos, niños (as) y adolescentes, necesitan sentirse apreciados y valorados.

Para que las especies sobrevivan, las necesidades emocionales de los adultos deben complementar las de los hijos. Por ejemplo, la o el niño necesita sentirse amado, seguro, a salvo y protegido, los adultos deben necesitar ser cariñosos, seguros y protectores. Mientras el niño necesita sentirse respetado y aceptado, los adultos necesitan sentirse respetuosos y dispuestos a aceptar. Mientras el niño necesita sentirse apreciado, el adulto necesita sentirse apreciativo del regalo que la naturaleza le dio: “su hijo (a)”.

Si la madre no se sintió adecuadamente amada, segura, protegida, apreciada, valorada, aceptada y respetada antes de tener un hijo, ella tratará de usar al niño o niña  (y luego al adolescente) para llenar esas necesidades. Si ella no se sintió adecuadamente en control de su propia vida cuando era niña y adolescente, se puede esperar que ella trate de controlar a su hijo o hija como compensación. Esta es una receta para el abuso emocional.

Para cubrir esas necesidades insatisfechas de respeto, una madre podría tratar de demandarles a sus hijas a que la respeten. Para cubrir sus necesidades insatisfechas de sentirse amada, la madre podría tratar de manipular a su hijo (a) para que haga lo que ella considera actos de amor. Para cubrir esas necesidades insatisfechas de sentirse apreciada, la madre podría tratar de malcriar a su hija o podría recordarle constantemente todas las cosas y todos los sacrificios que hace por ella.

Las madres son particularmente expertas para manipular emocionalmente. Son habilidosas al usar a sus hijos e hijas para satisfacer las necesidades emocionales de su niñez y adolescencia. Este arreglo no funciona. Es imposible que un hijo o una hija cubran las necesidades emocionales insatisfechas de los padres durante su infancia y adolescencia. Un niño, niña o un adolescente (hombre o mujer) no puede ser la persona que satisfaga las necesidades de alguien más cuando ellos tienen sus propias necesidades. Este es un claro ejemplo de roles invertidos, y sus consecuencias son muy serias.

Un pequeño (a) en esta situación se siente abrumado, enfrentando una carga imposible, y aún así trata de hacer lo mejor que puede para hacer lo imposible. El niño se sentirá incapaz cuando fracasa al no poder hacer lo imposible. Para cuando éste (a) sea adolescente,  se sentirá no solo incapaz pero también exhausto y vacío. Se sentirá insegura y con miedo al fracaso, a la desaprobación, al rechazo y al abandono. El mensaje implícito, si no explícito, siempre ha sido “si no satisfaces las necesidades de Mamá, ella te rechazará o te abandonará”.

El o la adolescente también habrá aprendido que es imposible hacer feliz a la madre. No importa lo que el adolescente haya hecho para tratar de hacerla feliz, nunca es suficiente. Entonces el adolescente empieza a sentirse como un fracasado, como lo contrario de alguien exitoso. Esto destruye su autoestima.

Esto, brevemente, es el peligro de las madres emocionalmente necesitada, y por lo tanto, emocionalmente abusiva.

Características Generales de una Madre Emocionalmente Abusiva

  • Hace que el niño, niña o adolescente se sienta responsable de los sentimientos de la madre.
  • Los amenaza en general.
  • Los amenaza específicamente con rechazo o abandono.
  • Los amenaza con consecuencias vagas.
  • Usa la fuerza.
  • Invalida los sentimientos de los hijos.
  • Los hace sentir culpables, sin que lo merezcan.
  • Los culpa, sin que lo merezcan.
  • Domina las conversaciones.
  • Se rehúsa a disculparse.
  • Siempre necesita tener la última palabra.
  • Juzga o rechaza a los amigos de los hijos.
  • Deja a sus hijos afuera de la casa.
  • Usa castigos y recompensas para manipularlos y controlarlos.
  • Invade su privacidad.
  • Los subestima.
  • No muestra confianza en ellos.
  • Los “etiqueta”.
  • Los critica.
  • No les habla.
  • No les da explicaciones reales.
  • Da excusas como “porque está mal”, “porque es inapropiado” o “porque es un pecado”.
  • Les pega a cachetadas.

 Cachetadas

Darle una cachetada a un hijo o hija es una clara señal de una madre emocionalmente abusiva. Creo que darle una cachetada a alguien es abuso emocional porque tiene la intención de intimidar mas que de lastimar físicamente. Deja una cicatriz emocional, no una física. Esta designado para suprimir la oposición no deseada. Es, por lo tanto, opresivo. Típicamente, una madre le da una cachetada a su hijo/ hija en respuesta a las palabras.

Este es el caso de Vicky y su madre:

Vicky me dijo que su madre le pegó cuando tenía 17. Ellas estaban discutiendo acerca de religión. Vicky estaba cuestionando demasiadas cosas y su madre no podía responder más, así que le pegó para hacer que deje de preguntar. Quizás la molestia de la madre venía del miedo de que todo su sistema de creencias pudiera estar basado en mitos y mentiras en vez de en la ciencia y la verdad. Cualquiera fuera el caso, la madre de Vicky no quería que Vicky siga usando su mente para cuestionar ciertas cosas y buscar las respuestas reales/ verdaderas.

Vicky es una mujer inteligente y tiene una gran necesidad de entender y de tener su propia opinión y de hacer que escuchen esa opinión. La madre, sin embargo, estaba muy insegura de su sistema de creencias como para ayudar a Vicky a satisfacer esas necesidades. Si la madre hubiese estado más segura, ella podría haber escuchado a Vicky sin sentirse amenazada. Es más, ella la podría haberla ayudado cuando buscaba comprender. Ella además la podría haber ayudado con su necesidad de sentirse admirada y aprobada con una simple declaración como: “No sé las respuestas a tus preguntas. y honestamente, me sentí un poco amenazada por ellas y me puse a la defensiva. Pero tus preguntas son buenas y te admiro por preguntarlas. Sigue haciendo preguntas, cariño. Es la mejor forma de aprender y de saber quién se siente suficientemente seguro como para darte respuestas reales o para admitir que no saben.”

Cuando somos inseguros tenemos la necesidad de estar en control. La madre de Vicky se sintió fuera de control. Ella quería parar las preguntas. Ella necesitaba que paren las preguntas. Se sintió desesperada por que paren. Y las preguntas pararon…. una vez que ella le pegó a su hija en la cara. Claramente, eran sus necesidades, no las de Vicky, las que tomaron prioridad.

En este incidente, vemos como las necesidades de la madre de sentirse en control (y segura en términos de creencias religiosas) no estaban satisfechas. La madre estaba usando a Vicky para tratar de satisfacer sus necesidades emocionales, la cuales no fueron satisfechas en su infancia y adolescencia. Algunas madres abusivas llaman a las cachetadas “disciplina” o “corrección del comportamiento inadecuado”.  

Esta es una historia recabada en uno de mis viajes.

¿Pegarle a alguien enseña a respetar?

Recientemente hablé con una madre y un padre de Irlanda. Les dije

“Como son padres, tengo una pregunta para ustedes acerca de criar a los chicos.

Recibí un e-mail de una amiga que tiene 18. Ella me dijo que su madre le había pegado una cachetada la semana anterior. Ella me preguntó qué le da el derecho a su madre de hacer esto. Ella dijo que si ella no estuviese satisfecha con alguien de la tienda, ella no podría estirar su mano y pegarle al empleado. Ella dijo que sería ilegal. Sería agresión. ¿Qué piensan ustedes sobre esto?”

La madre respondió -“Bueno, debes ser capaz de corregir a tus hijos”. 

Luego dije; “Estoy de acuerdo, pero me parece que 18 es un poco grande como para seguir pegándole a tu hijo. ¿Tú que piensas?”. 

Ella dijo: “Bueno, si, supongo que si. Si no le has enseñado respeto a tu hijo para esa edad, entonces algo está mal.”

Respondí: “¿Pero es respeto lo que estás enseñando, o es miedo? Por ejemplo, si tú me respetas y yo te pido que me pases el azúcar, probablemente lo harás. Pero si te he estado tratándote irrespetuosamente, sin respeto por tus sentimientos o necesidades, entonces puedes decirme que me largue de ahí. Puedes incluso correr el azúcar lejos de mi para que no pueda alcanzarla. Por otro lado, si te apunto con un arma y digo “¿Podrías pasarme el azúcar, por favor?” probablemente me pasarás el azúcar. ¿Pero esto es porque me respetas o porque me tienes miedo?”

Ella pareció entender mi punto, pero añadió “Supongo que crees que nunca es necesario pegarle una cachetada a un chico”.

Le conteste -“No sé, yo no tengo hijos”

Ella finalmente dijo; “Bueno, tendrás que enseñarles el bien y el mal”

Su hija adolescente estuvo sentada ahí todo el tiempo. Su cara me decía que ella tenía demasiado miedo incluso para levantar la vista de su comida. Sospeche que por las cosas que su madre le había “enseñado” ella nunca iba a dar su propia opinión. Hacer eso estaría “mal” y se merecería una cachetada. De esta forma la hija había aprendido la diferencia entre el bien el mal, por lo menos de acuerdo a su madre.

 Conciencia del Abuso de los Hablantes Hispanos

Hoy utilicé Google para ver cuantos resultados había acerca de “madres emocionalmente abusivas” No había ningún resultado. Después busqué el mismo término en inglés y encontré 40 resultados.

Luego busqué “madres abusivas” y encontré 61 resultados en español y 24.200 en inglés. Lo que esto sugiere es que en la cultura de habla hispana no hay tanta conciencia acerca del hecho de que las madres pueden ser abusivas. No puedo decir mucho sobre la situación en España, pero he vivido en Sudamérica por tres años y he visto como la cultura perpetúa lo que solo puedo llamar un peligroso mito acerca de la santidad de la familia. En otras palabras, la gente aquí cree que todo lo que los padres hacen es por el bienestar de los hijos, y que también es tabú criticar a tus padres. Quizás criticar la maternidad es un tabú incluso mayor. Sin embargo, nunca escuché ni vi tantos casos de madres abusivas en el mundo.

Las madres en Sudamérica a menudo les pegan a sus niños,  niñas y adolescentes.

A pesar de que las leyes prohíben esto, está muy difundido. Pero más allá del abuso físico, hay un nivel alto de abuso emocional y psicológico. En ninguna parte del mundo escuché a tantas madres insultar a sus  propias hijas, por ejemplo, diciéndoles egoístas, irrespetuosas e incluso perras o putas. Y las madres sudamericanas, en mi opinión, ganan el primer premio por hacer sentir culpables a sus niños y adolescentes.

Es mi deseo que esta página acerca de madres emocionalmente abusivas ayude a la generación más joven a ser más conscientes de la cantidad de madres emocionalmente abusivas. También espero que los jóvenes reflexionen y se alejen física y psicológicamente de dichas personas, y que aprendan que ellos no se merecen ser tratados de la manera en que lo son.

Un gran problema es que mucha gente abusada empieza a creer que ellos merecen ser golpeados y abusados porque han sido “malos”, según los padres. Las personas que creen esto cuando son niños, después encuentra difícil creer que merecen amor. Esto les causa innumerables problemas en sus relaciones. Las mujeres que han sido abusadas por sus padres, sea física o emocionalmente el abuso, tienden a aceptar abuso por parte de los hombres en sus vidas, y a menudo creen que merecen ese abuso también”.

S. Hein, [Feb 16, 2007]

Vivimos en una sociedad con doble moral que constantemente crítica, censura y desaprueba la violencia en publico pero la practica en el seno del hogar a puerta cerrada.

Vivimos en una sociedad con doble moral que constantemente crítica, censura y desaprueba la violencia en publico pero la practica en el seno del hogar a puerta cerrada.

 Si no en todos los casos, por lo menos en una inmensa mayoría. Ahora pregunto: ¿Le suena familiar?

Fuente: Emotionally Abusive Mothers

Y tambien le recomiendo que consulte: http://www.centroexil.org/seccion_infancia.htm

13 Respuestas a “MADRES ABUSIVAS EMOCIONALMENTE

  1. Me gustaría hablar con usted, eh leído todo y bueno yo ya lo sabia puesto que había buscado en google sobre “El maltrato infantil” tengo 13 años, pero mi madre me maltrata desde los 6, ella me obliga hacer cosas, nunca puedo dar mi opinión y siempre que vamos a algún lado tengo que estar callada, me gustaría que me ayudara

  2. Yo toda mi vida hasta hoy vivo en carne propia una madre abusiva despectiva insultadora que no reconoce y acepta nada siento que ella me odia.me molesta todos los días y todo el tiempo.
    Siento que me absorbe el alma y que quiere verme hundida y mal.
    Tome una decisión ya no mas.
    Si Sigo algo malo puede ocurrir.

  3. hola buenos dias me llamo julieta y e sido maltratada por mi madre por muchos años ya ayer me golpio delante de mi hija ya mi hija esta traumada quiero irme pero no tengo apoyo de nadie estoy sola para todo tengo hermanas y un hermano pero es como si no los tuviera mi hija ya tiene 8 años y tiene miedo me dijo q si su abuela me volvia a golpear iba hablar me duele todo la espalda mis brazos mi pecho ya no se que hacer ni a quien recurrir

  4. Yo fui una niña, adolescente y hoy soy mujer abusada emocionalmente por sus padres sumado a eso padecí abuso sexual en mi infancia y adolescencia entre otros cosas esto me genero depresión psicótica ansiedad paranoia etc no tengo una vida normal no salgo no hablo con nadie y lo mas triste de todo es ver como me convierto en una abusadora emocional con mis hijos y hasta con mi esposo, ojala mi situación mejore porque realmente estoy muy desesperada y sin ganas de vivir solo me motiva la esperanza de que algún día tendré ayuda profesional y esto solo sera un mal recuerdo…Amo tanto a mis hijos pero no tolero ser la culpable de sus tristezas

  5. En mi caso, mi madre fue descuidada y recibio poco amor de pequena, ademas que se crio en un ambiente marginal. Ella siempre ha querido ser la reina y senora de sus circulos sociales, estos circulos sociales de poco nivel cultural. Se caso joven con mi padre, pienso que como una salida a su situacion de pobreza y abandono, o por ignorancia de que podia vivir una vida amorosa y sexual satisfactoria. El resultado fue que tuvo un embarazo atropellado y no tuvo las condiciones optimas para criarme, pues viviamos con mi abuelo paterno que no era muy afable, en un espacio pequeno.

    Mas adelante se quiso divorciar de mi padre y mi padre se le impuso y no se lo permitio, yo tenis unos 12-13 anos cuando esto sucedio, y mi madre empezo a descargar su frustracion y emocinalidad en mi. Ha abusado mucho de mi en la vida y me ha acabado con mi desarrollo personal. Les cuento que entre las cosas que llegue a estudiar esta la Relatividad de Einstein, electronica, entre otras, materias muy complejas y que se requiere inteligencia para comprenderlas, y en cambio estoy desempleado, y sin perpectivas de futuro a 33.

    Mi padre en un principio actuaba de mediador. Pero a medida que ha ido envejeciendo, tal vez buscando una tranquilidad personal, se ha dedicado a aplacarla y para eso empieza siempre dandole la razon en todo, aunque no la tenga. Creo que mi padre es un cobarde, y esto ha jugado un papel importante en que mi madre explote para imponerse. Tambien creo que mi padre nunca le dio a mi madre el amor suficiente porque el mismo no sabe relacionarse con los demas pues es una persona que no se conoce y ni siquiera sabe aprender de sus errores, y mi madre fue como aquella persona que el pudo encontrar para que le hiciera compania, un pacto tacito. Mi padre se impone siempre por obstinacion y mi madre por emocionalidad.

    Han llegado al punto de pretender obviar problemas de salud serios que he tenido alguna vez para castigarme. Asi como formarme escandalos delante de mis novias y amigos y de chantajearme y exigirme cosas que ellos no hicieron sino mas cosas en las que ambos fracasaron.

    En la ultima discusion que tuvimos mi madre trato de abofetearme pero no se lo permiti empujandola hacia atras. Esto ha polarizado aun mas a mi padre en contra mia.

    A estas alturas no me importa porque he tenido modelos de hombre y muejres excelentes en mis profesores y entrenadores de deportes, intereses que yo he seguido de manera independiente porque ellos nunca me hubieran apoyado. Como no me apoyan en nada.

    Mi madre siempre hace chistes agrios de mis tias, sobre todo de dos de ellas que viven en condiciones economicas mejor que las de nuestra familia y sobre todo que tienen mas clase. Mi padre siemopre fuerza una risa para no enfrentarse con ella pero creo que es destructivo hacia mi padre tambien porque son las esposas de dos de los hermanos de mi padre. Estas mujeres dicho sea de paso nos ayudaron mucho en un timepo que eramos muy pobres.

    Mi madre siempre habla del inmenso sacrificio que ha hecho por la familia pero la verdad es que mi padre es el que cocina en la casa, y nuestra casa esta fea, mal decorada, mal equipada, comparada con la casa de cualquier vecino, y cada vez que mi madre tiene que hacer una tarea del hogar le puedes ver la cara de disgusto.

    Yo he llegado al punto en que no escucho a nnguno de los dos, y no les permito hablarme, y me he prometido a mi mismo que si mi madre intenta golpearme de nuevo, con el dolor de mi alma, le devolvere el favor con un fuerte golpe como si fuera un contrincante en el ring de boxeo (he sido boxeador de alto rendimiento y aun practico porque me gusta y para mantenerme en forma). Por favor no juzguen esta decision a la ligera, despues de anos practicando este deporte, para mi un golpe asi no es nada del otro mundo ni nada que venga acompanado de una carga emocional ofensiva sino mas bien un acto mecanico. Un dia me proimeti que nunca les pegaria, bajo ninguna circunstancia, y repito ellos me han dejado sufriendo dolores fisicos insoportbles para castigarme, y tratar de demostrarme que me debo a ellos. Asi y todo decidi que nunca les pegaria. Recientemente nuestros desacuerdos han escalado a males mayores, como dejarme sin comida, humillarme delante de mi novia, y obstaculizarme posibilidades de empleo y de mudarme a otra casa, y siguen en las mismas. Bueno, esa decision mia cambio. Ahora mi decision es que si otra vez mi madre intenta pegarme simplemente le devuelvo el favor con un solo golpe de punos que probalmente la deje knock-out. Y si mi padre intenta lo mismo pues actuare de la misma manera con el.

    Y asi es como se reproduce un patron de abuso fisico en el seno de una familia. Pero a quien se puede culpar?

    • La violencia no es buena nunca, si estas en un círculo donde hay violencia…lo que se debe hacer es distanciarse…hay muchos que ya tienen la edad suficiente para hacerlo. Aprovechen esas autinomia. No permitan que algún día la rabia, la frustracuon los invada y desplieguen lo mismo hacia sus agresores o hacia sus amigos, hijos, parejas y mascotas.

  6. A ESTA EDAD 55 AÑOS, ME DOY CUENTA QUE SOY UN SER HUMANO HORRIBLE CON MI COMPORTAMIENTO PARA CON MIS HIJOS A QUIEN LOS AMO, PERO COMO DICE EL ARTICULO QUE ANTECEDE SOY UNA MADRE ABUSIVA EMOCIONALMENTE. PUES MI CONDUCTA SE ENCUADRA EN CIERTOS PARAMETROS Y ME AGRADARIA QUE A VUELTA DE CORREO ME OFRECIERAN AYUDA PROFESIONAL PARA SER “MEJOR SER HUMANO”. SOY NANCY HERRERA MONTOYA, ECUADOR. ESCRIBANME AL CORREO nherrera59@hotmail.com. GRACIAS.

  7. Toda mi vida he peleado con mi madre, jamas he sido buena hija, hermana, esposa, madre, persona, etc. Aunado a que ” tanto estudio para nada”, “todo lo que me sacrifique por uds para que”, “si tus profesores supieran en que acabaste, lastima” todo eso ha hecho que me aleje de ella, he enfermado del colon, migrañas y ultimamente el higado por discutir con ella, pareciera que solo sirvo para cuidarla cuando esta enferma y hasta eso, ni agradece, dice que los enfermos conmigo se mueren de hambre, por eso decidi cortar todo contacto, ve a sus nietos pero ella y yo ni hablamos, al menos parte de mi tranquilidad ya la recupere…

  8. Steve Hein excelente articulo, es todo lo que alli está y lo que me ha pasado pero en el link sobre la invalidación, yo agregaría: -lo que estudias no sirve para nada; -que gorda estas, -que fea estas, -sos una loca, y el mantra subyacente y explicito, no triunfes, no avances, necesitame siempre porque todo lo que eres es gracias a mi y solo a mi. si otras pudieron cortar definitivamente creo que yo podre hacerlo. viaje lo mas lejos posible para evitarla pero ……una madre abusiva estara siempre….cuando te necesite. si corto con ella me persigue para contarme sus cosas como de niña lo hacia , es una basura de persona. la terapia me sirvio para darme cuenta lastima que tarde tanto en hacerlo

  9. Me ayudo mucho leer este articulo, ya que yo tambien fui victima de una madre abusiva y extremadamente violenta. Lo curioso es que con migo era el peor de los verdugos pero con mis hermanos (niños por sierto y yo niña) era la mas dulce de las madres, fue conmigo con quien descargo toda su furia, frustracion y odio que sentia hacia cualquiera que osara contradecirla, cada vez que esto pasaba yo ya sabia que con solo abrir la voca me la cerraria de una cachetada y desencadenaria una gran golpiza que normalmente me dejaba en el suelo con todo el cuerpo doliendome. Apesar de eso yo creia que nadie en el mundo me queria porque no lo merecia ya que era fea, tonta, mala, ect. la verdad perdi la cuenta de las cosas que me decia para insultarme, incluso en un momento de mi vida me hizo dormir en el suelo sin tener otra opcion que ahorrar para comprar mi cama por mi misma e infinidad de cosas por el estilo, hasta que llego al punto de exigirme que le diera mas dinero del que ganaba (sugiriendo que me prostituyera para darle mas dinero) y como no lo hice me corrio de su casa afortunadamente ya tenia mi casa que compre a escondidas por medio de un credito y me fui a vivir sola.

    Ya pasaron casi 6 años de eso y ahora que corte contacto con ella soy en realidad feliz, tengo una hermosa familia (un esposo comprensivo y amoroso y una hermosa bebe de tres meses), un trabajo que me encanta, buenos amigos, en fin todo lo que no pude tener cerca de ella lo tengo ahora.

    Y saben que, no pienso dejar que arruine nada de esto, por lo que no tiene derecho a acercarse ni ami y mucho menos a mi familia nunca ba a conoser a su nieta ya que no lo merece. Ahora soy feliz y no lo ba a arruinar.

  10. Hola.Soy el autor de la pagina que es el fuente. Graciss por compartirla y darme credito. Te agradezco. Y disculpa si escribo mal, soy de EEUU. Tambien quiero dar este link sobre invalidacion emocional
    http://eqi.org/p1/spanish/invalids.htm
    Y si alguien habla ingles y quiere ayudarme en traducir mis paginas a espanol, por favor dime… mi mail es eqi.org2 arroba gmx punto com
    Muchas gracias

    Steve Hein

  11. Brillante blog, Nina.
    Has dado totalmente en el clavo con la descripción que haces de las madres abusadoras.
    La mía abusó emocionalmente de sus hijos (somos dos hermanos, chico y chica) durante años. Cuando yo decidí romper la relación con ella hace ya algo más de 3 años, mi padre se opuso y mi hermano aunque reconocía que ella es “difícil” decidió seguir bajo su bota.
    A pesar de las evidencias de abuso emocional (sufrí recurrentes ataques de ansiedad durante muchos años), insomnio persistente, angustia e incluso depresiones, a pesar de que mi psicólogo señaló a mi madre como la causa de mis problemas psicológicos, mi padre insistía en que debía seguir al lado de mi madre. Tampoco obtuve el apoyo de buena parte de mis amigas.
    Sólo encontré la comprensión de una prima que pasó por el mismo trance ya ha más de 7 años. Y oh casualidades, se trata de una hija de un hermano de mi madre. Debe ser cosa de familia.

    A pesar de la distancia, aún vivo con miedo a que reaparezca mi hermano para intentar convencerme de que vaya a visitar a mi madre, y que de nuevo se desencadene una de las tan temidas crisis que sufro cuando el conflicto emocional se desata en mí.

    Tal y como comentas el principal problema para los hijos víctimas de estos abusos no son tanto los abusos en sí como no poder hablar de ellos. Eso y que los médicos de atención primaria no le den importancia y no sepan reconocer los síntomas de este tipo de maltrato.

    • Hola,
      Mi nombre es Paola, soy estudiante de Medico Cirujano en la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Sabes… leí tu comentario y juraría que redactaste mi historia. Llevo un año sin hablar con mi madre, y me gustaría saber por favor como sigues.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s