Las Consagradas del Regnum Christi

Un viejo indoamericano platicaba con su nieto sobre cómo se sentía respecto a una humillación de la que había sido objeto. El abuelo le dijo:

 “siento como si tuviera a dos lobos peleando en mi corazón. Uno es el vengativo, enojado y violento. El otro lobo es el amoroso y compasivo”. El nieto le preguntó a su abuelo: “¿Cuál lobo ganará la batalla en tu corazón?” a lo que el abuelo le respondió: “Aquel a quien yo alimente”.

Esta es una de las parábolas que más me gustan. Considero que expresa de forma clara y concisa una gran verdad. Por eso decidí utilizarlo como entrada, contrariamente a lo que yo misma esperaba, pues debo confesar que estaba como guerrera “Lilith” (con escudo y la espada desenvainada), no sabía por donde empezar. Tampoco quería escribir algo que intimidara a mi género, al contrario, el contenido debía proyectar una fortaleza que expresase un feminismo puro, sensible, pero objetivo a la vez, sobre un delicado tema; “Las Consagradas del Regnum Christi” porque, ante todo, respeto la diversidad, la voluntad y los principios morales y espirituales de cualquier ser humano, ya que al agredir a quien piensa diferente sólo descalifica al agresor. No es necesario coincidir en todo con los demás para respetarle; sólo en el diálogo abierto y en la aceptación de la diferencia es posible profundizar en las propias convicciones y construir así una sociedad donde valga la pena vivir.

Santo Grial

De un tiempo a esta parte, hemos escuchado -o leído mucho-, acerca del extinto  sacerdote Marcial Maciel, de su Legión de Cristo y, por supuesto, de 900 mujeres consagradas alrededor del mundo, elegidas de entre las fieles más devotas, católicas laicas, solteras con votos de castidad, obediencia y sumisión -si no igual por lo menos muy parecido al de las monjas- que trabajan de tiempo completo en la oración, sensibilizando corazones y reclutando nuevos candidatos y candidatas para la vocación a través de escuelas, universidades, catequesis,  campamentos, retiros, etcétera.

Sin embargo, una investigación publicada por la Associated Press expuso las condiciones en las que viven estas mujeres, de acuerdo con los testimonios de ex integrantes, los estatutos y reglas -no publicadas- del mismo ‘Regnum Christi’, en los que se mencionan algunos, por ejemplo;

“los parientes son mantenidos a distancia, hay reglas muy severas que guían lo que deben hacer prácticamente cada hora del día, se les dice qué comer, decir y vestir, y el tipo de programas de televisión que pueden ver, todo en nombre de la voluntad de Cristo (…)”

En fin, una serie de requisitos bajo el esquema que el padre Maciel aplicó con todos los legionarios y que, supuestamente, continúan vigentes:

“Prohibiciones y reglas absurdas destinadas a someter y destruir toda iniciativa, dignidad e independencia, nada de quejas, nada de disidencia, nada de pensar por su propia cuenta […]”. En resumen, todo indica una premeditada violación a sus derechos humanos.

Consagradas del Regnum Christi forman una nueva comunidad.
Fundación canónica de la asociación “Totus Tuus”

Algunos sitios de internet recopilan información que exhiben a las consagradas como una especie de ejército femenil; mujeres incapaces de ver otra cosa que un santo a su ex líder espiritual. Características típicas de toda secta con un líder mesiánico y sus fanáticas obedientes y disciplinadas dispuestas a recolectar dinero en nombre de Dios y que no era sino otro fraude para sacarle dinero a los sedientos de un guía espiritual que prometía un equilibrio en el matiz de sus conciencias.

En México se dice que son aproximadamente 300 mujeres consagradas en centros instalados en Monterrey, Distrito Federal, Puebla, León, Saltillo, Mérida, Guadalajara y Cotija. A cuarenta años de haberse integrado el primer grupo de consagradas creado por Maciel, se descubrió que no están reconocidas por la Santa Sede (¡¿?!), incluso los visitadores apostólicos y los obispos se sorprendieron al conocer la existencia de las consagradas en el Regnum Christi y de la rigurosa normatividad en la que viven, la cual dicen, no aceptaría la Iglesia católica en la actualidad. ¡Perdón! Pero esto último me parece una reverenda falacia.

Eso de que “La Iglesia se encargó de reestructurar la doctrina de lo femenino” ya no es un secreto. Es verdad que fueron honrados y venerados los aspectos de madre y hermana de lo femenino; pero no se glorificó el aspecto que me hace defenderla desde mis entrañas; el de ser MUJER antes que nada (hija, hermana, esposa, madre, etc.).

Evidentemente, las religiones incidieron dramáticamente en el diseño de las configuraciones sociales que hoy conocemos. Si bien es cierto, cada una de ellas también se dio tiempo de matizar sus fundamentos en su relación con la mujer enalteciendo y venerando su figura mediante imágenes, vírgenes, santas y enunciados plasmados de acuerdo a sus leyes que, por otra parte, ejercen una gran influencia en el establecimiento de la cultura masculina dominante, en el sometimiento del género femenino que se demuestra en la aplicación desde hace -por lo menos- dos mil años hasta la actualidad.

Por otra parte, la idea que se tiene generalmente de las monjas y religiosas es que se trata de una suerte de sirvientas en la Iglesia, mujeres por lo común poco ilustradas, dadas a los rezos y a las labores y destinadas a sufragar las necesidades materiales del clero masculino y a realizar las tareas que no se consideran dignas del estado sacerdotal. Son útiles porque su trabajo, al ser por amor de Dios, es gratuito y desinteresado. Prescindiendo del hecho de que, en algunos casos, desgraciadamente está justificada esta impresión, la verdad es, por lo que respecta a la historia, que el monacato femenino fue en el pasado y especialmente en la tan denostada Edad Media, un brillante espacio de libertad para las mujeres. Y no sólo de libertad, sino también de poder.

Las monjas medievales no sólo podían llegar a ser mujeres de gran cultura y ascendiente; también llegaron en muchas ocasiones a predominar sobre los varones como Brígida de Kildare (Brígida de Irlanda), incluso, como lo atestigua la existencia de los monasterios dobles de monjes y monjas bajo el gobierno de una sola abadesa; la orden de Fontevrault, y de los capítulos de canonesas nobles cuya superiora tenía jurisdicción cuasi-episcopal con poder de anillo y báculo, como las Damas Nobles de Remiremont).

Hildegarda de Bingen

También la historia de Hildegarda de Bingen me impresiono por lo muy ilustrativa. Esta lady Gaga del medievo realizó (cuatro siglos antes que Leonardo da Vinci) un minucioso estudio sobre las proporciones humanas. Y claro, no puedo olvidarme de Juana de Asbaje (convertida después en Sor Juana Ines de la Cruz) como una mas de esta situación favorable de las mujeres consagradas a Dios, sin embargo, hubo muchas otras valiosas, excluidas en tiempos que la iglesia se atribuyó la potestad para juzgar, aislar y condenar (incluso matar) cualquier intento de subversión.

Por esto mismo, me parece una incongruencia que, en pleno siglo XXI, las capacidades que desarrollamos como especie se reduzcan y no se reflejen en el respeto absoluto y  una autentica “consagración” de los derechos de la mujer, empezando porque  nuestro valor, dignidad o integridad (o las tres) no sea reconocido si no imitamos a la Santísima Virgen. En ese sentido la Virgen María -la madre de Jesús- facilitó una fuerte presencia femenina en la Iglesia Católica; pero siempre al criterio y discreción de la jerarquía masculina. Con la exaltación de la madre de Jesús y reina del cielo dentro del paradigma celestial, al menos se preservó una imagen tierna, bella y pura del eterno principio femenino, aunque se eliminase deliberadamente el papel de la niña-mujer expurgadas por una doctrina misógina.

“Debemos ser cuidadosos de no confundir unas pocas nubes en un cielo luminoso, de otro horizonte obscuro cargado de tormentas”.

(Revelaciones de la Virgen de Fátima a Sor Lucia)

Por mi cultura, pienso en la iglesia católica y me vienen a la mente los siete pecados capitales y los diez mandamientos. Creemos que son principios moralistas y difundidos con el fin de mantenernos socialmente en paz y armonía con los demás. Si bien tienen ese fin, también encierran algo más: la manipulación de las conciencias, el  sometimiento de la mujer al hombre y el temor a Dios de ambos.

Sin embargo, también hay otras enseñanzas que han sido compartidas por muchas otras culturas y religiones, son el fruto de grandes pensadores ‘homos’ (seres humanos) que quisieron ayudar a sus semejantes en la búsqueda cotidiana de ser felices sin sentirse culpables y creo,  como dijo Sor Lucia;

 “No debemos esperar un lla­mado al mundo que venga de Roma, de parte del Santo Padre, para hacer penitencia. Ni debemos esperar que el llamado a penitencia venga de los Obispos de nuestras diócesis, ni de las congregaciones religiosas […]”.  Lo que debemos asumir es que ellos están en la misma posición como siervos, tan cerca como nosotras del secreto final: “Cada quien es el arquitecto de su propio destino”.

Solo resta esperar el resultado que arrojen las investigaciones  del visitador apostólico sobre el movimiento laico de estas mujeres consagradas del Regnum Christi y que las mismas nos comprueben que son, efectivamente, ‘mujeres consagradas al servicio de Dios’ por VOLUNTAD PROPIA; que son MAYORES DE EDAD; y por supuesto, NO  VIOLAN SUS DERECHOS CANONICOS y HUMANOS (explotadas, manipuladas, humilladas, etc.).

Ojalá exista la buena disposición y no que desmerezca como suele pasar en los asuntos relacionados con las mujeres, por el contrario, que en un futuro próximo surjan nombres de religiosas tan inteligentes como amorosas y compasivas para oxigenar la trayectoria que ha dejado el nombre de Marcial Maciel (y otros tantos).

Va una plegaria para despedirme porque finalmente estamos en el mismo camino pi­diendo a Dios por la paz, no solamente la paz de la nación, sino también por la paz para las men­tes desorientadas y la paz para las conciencias

Quiera Dios dar luz a los ciegos y humildad a los orgullosos, para que vean el buen camino y se aparten del mal.

Club de Lilith  (Publicado en Octubre 13 de 2010)

imágenes de dominio publico tomadas de Internet

Noticias mas recientes:

Carta del Cardenal De Paolis a los consagrados y consagradas del Regnum Christi

Finaliza visita apostólica a Regnum Christi, rama laica de Legión de Cristo

Legionarios de Cristo se deslindan de la asociación “Totus Tuss”

Desertan 300 consagradas por escándalo de Marcial Maciel

El joven vicario y las vírgenes inquietas de Los Legionarios de Cristo

7 Respuestas a “Las Consagradas del Regnum Christi

  1. Hola soy una mama preocupada por el colegio de mi hija! Otra vez cambio de directora y ahora no se fue por cambio si no xq ya no quiere ser consa..sera q lo mejor es tener laicos como directores?

  2. No se quien eres!encontré esta pagina y wau!!!! esta buenísssima.
    Muchas gracias. Felicidades!!!. de hecho no se cual es la pagina principal o inicio ( home )

    • Gracias a ti Emigio por darte tiempo de leer y dejar tu valioso comentario. Sobre la pagina de inicio, sin tanta complicacion, esa es…creo?. Saludos!🙂

      • Me imagino que quien escribio el articulo es una presona resentida o peor aun influenciada , que lastima que la gente tenga que escribir una sarta de mentiras para vender y asi comer ,los que conocemos la vida de esas mujeres a las que segun atentan a sus derechos,sabemos que estan por su voluntad por seguir a cristo no a un fanatico como lo dices , eso se llama vocacion, cosa la cual no tienes por ser una escritora O reportera sin escrupulos ni con la menor etica ,te recominedo cambia de trabajo o ponte a investigar cuando hagas una reseña

      • Te imagina mal ‘marco’…
        Solo tengo la firme conviccion en Dios, no pertenezco a ninguna secta religiosa o club de fans, ni estoy resentida y mucho menos influenciada ‘como borrega’ porque tengo capacidad de entendimiento para formarme un criterio propio. En cuanto a las ‘mentiras’, primero me documente, lei, investigue casos, escribi por gusto no por hambre como supones. No soy escritora, y tampoco reportera. Por fortuna se hacer otras cosas. El sitio es mio, soy libre de escribir mi pensamiento sin reservas, mas no responsable de lo que tu entiendas de acuerdo a tu calidad moral, conviccion, tradicion, fanatismo o nada.
        Si algo tengo que agradecer es el haberte tomado tiempo para leer y criticar, desconozco si esta ultima es tu especialidad porque es facil escudarse bajo el anonimato, razon por la que no discutire mas.
        No todo es miel sobre hojuelas marco_734@hotmail.com, imposible estar de acuerdo y darle gusto a todos. Supongo que ya tienes edad para entender eso.
        Pero Venga! Eres libre y nadie te obligo leer hasta el final😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s